sábado, 3 de mayo de 2014

Lleva el cántaro a la fuente

¿Qué buscas en la fuente, María?
¿Está vacío el cántaro?
¿De qué lo llenarás?

Sé lo que buscas, María,
buscas al Amor verdadero.
Buscas ese agua de la vida que te dá vida.
Buscas en la fuente lo que alimenta tu interior.

Un cántaro vacío es el que más suena,
las muchas palabras enmudecen la verdad.

Yo, estoy junto a tí, María, con mi cántaro vacío.
Un cántaro de barro y que ha sido amasado con sudor
y que solo desea llenarse de tu don.

Señor, estoy cansada, dame de beber del manantial de la vida,
de ese manantial en el que el agua hace crecer mi interior
porque en ese agua te encuentras Tú ofreciéndome tu Amor.

Encar_AM

No hay comentarios:

Publicar un comentario