domingo, 16 de agosto de 2015

No me convencerán

Y no me convencerán, y no me convencerán
los violentos de que el hombre un lobo de otro será.
Y no me convencerán, y no me convencerán
de que el que es de otra raza sabe menos que yo amar,
De que compartir mi vida me roba la intimidad
o de “quien más tiene más vale”, que lucha es enemistad
o de que la naturaleza las leyes la cuidan más;
de que en el Cuerno de Africa el hambre siempre estará.
Y no me convencerán, y no me convencerán
de que las pelas ayuden a dar la felicidad.
Y no me convencerán, y no me convencerán
que por meterme en el fango mi nombre se va a manchar
O de que niños que tienen SIDA endemoniados están,
o que aquél que viene de fuera nunca quiere trabajar,
o que en la Iglesia las mujeres no son aún de fiar
o de que la droga es un cáncer que no se puede curar.
Y no me convencerán, y no me convencerán
de que sólo los castigos al hombre duro abrirán.
Y no me convencerán, y no me convencerán
que casi no hay diferencia entre amar y utilizar.
Y no me convencerán, y no me convencerán
que la Justicia Divina no casa con la igualdad.
Y no me convencerán, y no me convencerán
que esta tierra es de unos pocos,
y si es de todos, se hundirá.
Y no me convencerán, y no me convencerán
que el Evangelio es un libro
más que de ser, de orientar;
que vivirlo es utopía y que recortarlo da igual...

Migueli

No hay comentarios:

Publicar un comentario