miércoles, 29 de mayo de 2013

Madre de Cristo


Si yo me olvido de Ti
Tú no te olvides de mí.
Si me alejo de regazo
Tú no te alejes de mí.
Si me despisto y no te rezo,
no dejes de hablarme.
María;
si te miro y olvido a Jesús
llévame hasta El.
Si no te miro y sólo miro a El
que, El, me lleve a Ti.
María;
haz un hueco en tu corazón y en tu alma
para que, junto con Jesús,
pueda habitar y crecer en esperanza.
María;
si me enfrío, llévame a tu encuentro
si me aparto, rescátame
si dudo, hazme reflexivo
si tropiezo, levántame.
María;
haz que nunca olvide
que tu grandeza y tu belleza
fue el dejarte moldear por Dios.
Amén.
 Ave María
J.Leoz

No hay comentarios:

Publicar un comentario