martes, 23 de abril de 2013

Tarde te amé


TARDE TE AMÉ, BELLEZA INFINITA, TARDE TE AMÉ, TARDE TE AMÉ,
BELLEZA TAN ANTIGUA Y TAN NUEVA.

Por tanto, Señor, Tú estabas dentro de mí, pero yo estaba fuera.
Deforme como era guardaba la belleza del Creador.

Estabas conmigo y en cambio, Señor, no estaba contigo. Tus criaturas me tenían lejos, lejos de Ti.

Tú me llamaste y aquella voz tuya rompió mi sordera. Tú clamaste y fue disipada mi ceguera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario