lunes, 16 de octubre de 2017

El Señor de la vida guía mis pasos


Enséñame a ir a ese país
que está más allá de las palabras y de los nombres propios…

Necesito que tú me guíes.
Necesito que mi corazón se mueva bajo tu impulso.
Necesito que mi vida se purifique en tu presencia.
Necesito que fortalezcas mi voluntad.
Necesito que tú llenes mi vida.

Te necesito
para todos aquellos que sufren,

Te necesito
para los encarcelados,

Te necesito
para los hambrientos,

Te necesito
para quienes están en peligro,

Te necesito
para los cansados,

Te necesito
para los que no conocen la gracia de tu salvación.

Porque sin ti nada puedo.
Porque sin ti nada soy.
Y el mundo,
Tú lo has dicho,
necesita mi entrega,
necesita mi amor,
me necesita a mi.

Cuento contigo, Señor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario