domingo, 5 de agosto de 2012

Me amaste sin medida


Jesús,
me amaste sin medida.
Y, a tu amor,
quiero corresponder
con el mío.

Todo lo dejo,
renuncio a todo,
para entregarme del todo
a Tí.

No tendré en el
corazón más amor que el tuyo.
Prívame de todo,
Jesús,
pero no me prives de Tí.

Eres mi único bien.

Dame a enteder lo que
quieres de mí.

Y, que no piense más que
en agradarte y amarte.
Amén

San Alfonso Mª de Ligorio

No hay comentarios:

Publicar un comentario