jueves, 9 de agosto de 2012

El credo de los pueblos


Con motivo de la celebración del Año de la Fe, convocado por S.S. Benedicto XVI, traemos en este artículo el Credo del Pueblo de Dios de S.S. Pablo VI.

Este Credo es una versión extensa y meditada de los artículos principales de nuestra fe lo que puede servirnos para nuestra reflexión personal, así como para profundizar en aspectos de nuestra fe que no habíamos tenido ocasión de reafirmar en nuestra vida.

Tener fe no significa creer en algo al modo en que creemos que mañana lloverá o creemos en el testimonio de un amigo que nos asevera algo de lo que ha sido testigo.

Tener fe en Dios, tener fe en Cristo significa:

- confiar en Él, es decir, reconocerlo como Dueño y Señor de nuestras vidas. Poner en sus manos nuestra existencia y dejarnos llevar por sus Palabras y su Gracia.

- obedecerle, es decir, ajustar nuestras vidas a su voluntad, de modo que sea la voluntad de Cristo la que opere en todas las mociones de nuestro espíritu.

En definitiva, tener fe en Cristo es amarle con todo nuestro ser para hacerlo uno con nosotros. Nuestra existencia debe orientarse mediante la buena voluntad hacia la consecución de estos fines.

Aprovechemos este Año de la Fe para afianzar estos principios en nuestra existencia haciendo uso de todos los medios de Gracia que Cristo mediante la Iglesia pone a nuestro alcance.

No hay comentarios:

Publicar un comentario