miércoles, 1 de agosto de 2012

Atrévete a disfrutar lo cotidiano

Lo cotidiano es aquello que vivimos cada día de forma rutinaria sin novedades impactantes que nos sorprendan o cambien planes... es decir, lo cotidiano es vivir el día con lo que nos trae de bueno y de menos bueno.
Atreverse a disfrutar lo cotidiano es mirar cada mañana por la ventana de la acogida y el optimismo...
Es mirar con ojos sencillos y limpios a aquellos que se acercan a nosotros sin pensar en dobles intenciones o en oscuros propósitos...
Es levantarse por la mañana con el único objetivo de hacer lo que se debe hacer, sencillamente pero poniendo ilusión en aquello que hacemos...
Es disfrutar del regalo que Dios nos hace cada día ofreciendo ocasiones a nuestro alcance para serle fiel...
Es trabajar, comer, dormir, soñar, vivir... poniendo alma, vida y corazón en lo que nos surge a cada minuto...
En definitiva, disfrutar de lo cotidiano es tener el alma tranquila, enriquecernos con la sencillez de los otros y darnos por completo en la vivencia de cada amanecer para poder decir al final del día: "Gracias, Dios mío, por todo lo que me has ayudado a crecer".

Encar_AM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada