viernes, 13 de enero de 2017

II Domingo del TO, Ciclo A

JUAN 1, 29-34
Al día siguiente, vio a Jesús que llegaba hacia él, y dijo: - Mirad el Cordero de Dios, el que va a quitar el pecado del mundo. Éste es de quien yo dije: «Detrás de mí llega un varón que estaba ya presente antes que yo, porque existía primero que yo».  Yo no sabía quién era; a pesar de eso, si yo he venido a bautizar con agua es para que se manifieste a Israel.
Y Juan dio este testimonio: - He contemplado al Espíritu bajar como paloma desde el cielo y quedarse sobre él. Tampoco yo sabía quién era; fue el que me mandó a bautizar con agua quien me dijo: «Aquel sobre quien veas que el Espíritu baja y se queda, ése es el que va a bautizar con Espíritu Santo».  Pues yo en persona lo he visto y dejo testimonio de que éste es el Hijo de Dios.

CON EL FUEGO DEL ESPÍRITU

Las primeras comunidades cristianas se preocuparon de diferenciar bien el bautismo de Juan, que sumergía a las gentes en las aguas del Jordán, y el bautismo de Jesús, que comunicaba su Espíritu para limpiar, renovar y transformar el corazón de sus seguidores. Sin ese Espíritu de Jesús, la Iglesia se apaga y se extingue.
Solo el Espíritu de Jesús puede poner más verdad en el cristianismo actual. Solo su Espíritu nos puede conducir a recuperar nuestra verdadera identidad, abandonando caminos que nos desvían una y otra vez del Evangelio. Solo ese Espíritu nos puede dar luz y fuerza para emprender la renovación que necesita hoy la Iglesia.
El papa Francisco sabe muy bien que el mayor obstáculo para poner en marcha una nueva etapa evangelizadora es la mediocridad espiritual. Lo dice de manera rotunda. Desea alentar con todas sus fuerzas una etapa «más ardiente, alegre, generosa, audaz, llena de amor hasta el fin, y de vida contagiosa». Pero todo será insuficiente «si no arde en los corazones el fuego del Espíritu».
Por eso busca para la Iglesia de hoy «evangelizadores con Espíritu» que se abran sin miedo a su acción y encuentren en ese Espíritu Santo de Jesús «la fuerza para anunciar la verdad del Evangelio con audacia, en voz alta y en todo tiempo y lugar, incluso a contracorriente».
Según el papa, la renovación que quiere impulsar en el cristianismo actual no es posible «cuando la falta de una espiritualidad profunda se traduce en pesimismo, fatalismo y desconfianza», o cuando nos lleva a pensar que «nada puede cambiar» y, por tanto, que «es inútil esforzarse», o cuando bajamos los brazos definitivamente, «dominados por un descontento crónico o por una acedia que seca el alma».
Francisco nos advierte que «a veces perdemos el entusiasmo al olvidar que el Evangelio responde a las necesidades más profundas de las personas». Sin embargo no es así. El papa expresa con fuerza su convicción: «No es lo mismo haber conocido a Jesús que no conocerlo, no es lo mismo caminar con él que caminar a tientas, no es lo mismo poder escucharlo que ignorar su Palabra [...] no es lo mismo tratar de construir el mundo con su Evangelio que hacerlo solo con la propia razón».
Todo esto hemos de descubrirlo por experiencia personal de Jesús. De lo contrario, dice el papa, a quien no lo descubre, «pronto le falta fuerza y pasión; y una persona que no está convencida, entusiasmada, segura, enamorada, no convence a nadie». ¿No estará aquí uno de los principales obstáculos para impulsar la renovación querida por el papa Francisco?
José Antonio Pagola

jueves, 12 de enero de 2017

Siente la Paz

Cartel Siente la Paz
Amig@s ya está aquí "SIENTE LA PAZ". Un proyecto de nuestro compañero Unai Quirós y un gran equipo de apoyo. Este año Unai propone trabajar los valores de la paz a través de los sentidos.
Agradecer a todos los que habéis participado, sois una bendición.
Descarga el material didáctico desde aquí o en la web www.unaiquiros.com 
Comparte y difunde para que TODOS sintamos la PAZ!!!
Material "SIENTE LA PAZ": Aquí el material en DropBox
Gracias a todo el equipo


martes, 10 de enero de 2017

Algo te espera

Cierra los ojos por algunos minutos y deja tus pensamientos volar
por sitios de amor. No podemos cambiar el mundo, ni quitar todo el dolor de la tierra, ni tener ya resueltos todos nuestros problemas, pero podemos a cada minuto mirar con ojos del amor a cada cosa. 
Si pensamos que todo es pasajero, miraremos con cariño lo negativo que te encamina a la elevación y perfección, y luego observaremos con felicidad el cambio del mal en bien, de tristezas en alegrías.
Lo que hoy nos hace sonreír fueron las cosas que nos hicieron
llorar ayer. 
Nuestras faltas de hoy también son las alegrías de mañana.
Las personas se van, los problemas se solucionan, hasta el mismo sol se va cada noche para renacer al día siguiente... no te quedes en el medio del camino porque allá... ¡ALGO TE ESPERA! 

Mirar el lado positivo

Si te acostumbras a ver siempre el lado positivo de las cosas:
En las dificultades, te superarás con más facilidad; en los desaciertos, te sobrepondrás con voluntad; en las dudas, sabrás discernir con mayor  seguridad; en los problemas, la solución te resultará más fácil; en los momentos de soledad,  el pesimismo no te doblegará;  en la enfermedad, sabrás luchar con fe;  ante el desprecio, tu ánimo no decaerá;  
en horas difíciles, una luz interior te guiará;
y, por sobre todas las cosas, un bello mañana  empieza ya hoy a ser realidad.

La paz vendrá

LA PAZ VENDRÁ. Si crees que la sonrisa es más fuerte que las armas.
Si crees en el poder de una mano tendida.
Si crees que lo que aúna a los hombres es más fuerte que lo que les separa.

LA PAZ VENDRÁ. Si crees que ser diferente es una riqueza y no un peligro.
Si sabes mirar a los otros con un poco de amor.
Si prefieres la esperanza a la sospecha.

LA PAZ VENDRÁ. Si estimas que debes dar el primer paso para acercarte al otro.
Si puedes alegrarte de la alegría de tu vecino.
Si la mirada de un niño puede, todavía, desarmar tu corazón.

LA PAZ VENDRÁ. Si la injusticia que padecen los otros te duele tanto como la que tú sufres.
Si sabes aceptar que el otro te haga un servicio.
Si crees que el perdón va más allá que la venganza.

LA PAZ VENDRÁ. Si sabes cantar la alegría de los demás y danzar su fiesta,
Si puedes escuchar la desdicha que te hace perder tu tiempo y permanecer con la sonrisa en los labios.

LA PAZ VENDRÁ. Si sabes aceptar la crítica sin defenderte.
Si crees que los demás te pueden ayudar a cambiar.
Si no te escandaliza el Evangelio.

Cantemos al Dios de la vida

Tú haces brotar las fuentes en los montes,
el agua del torrente
que desciende hasta el valle,
en la que abrevan los rebaños
y a cuya orilla hace su nido el pájaro.
Tú haces crecer la hierba para el ganado
y las plantas que el hombre cultiva
para sacar su pan de la tierra
y el vino que alegra su corazón
y hace que brille su rostro.

Cuando llega la noche, las fieras se mueven
y salen en busca de su alimento.
Cuando llega el día, se ocultan,
y el hombre sale a trabajar
hasta el atardecer, en que acaba su faena.

¡Qué hermoso es el inmenso mar,
con los infinitos peces que en él se mueven
y los enormes monstruos marinos!
Sobre sus aguas navegan los barcos.
Quiero cantarle al Señor.
¡Que mi canto le agrade!
El Señor es mi contento.

Seamos palomas mensajeras... de Paz



domingo, 8 de enero de 2017

Preciosa canción para el Día de la Paz (Jesús Mondejar)


VER VIDEO
Sólo pido paz”
(Letra y Música: Jesús Mondéjar)

Se hace la noche, otra vez.
Llega la oscuridad donde yo empiezo a ver,
en sueños, que llega el fin,
de las injusticias que me hacen sufrir.

Sabré que no estoy sola,
aunque fuera suenen bombas,
si me ayudas a cantar
por amor y por la paz.

Di Paz, yo sólo pido paz.
Hagamos que este mundo sea uno,
un hogar más seguro.
Y haz, que nazca una ilusión,
que apague el fuego en las trincheras.
Y diga adiós a las guerras.

Pongo de nuevo atención
y el estruendo parece hacerse canción.
Oigo a la gente gritar
y no es por la guerra, ¡ha llegado la paz!

Corramos por las calles,
sin huir ahora de nadie.
Porque la palabra amor,
nace hoy en tu interior.

Di Paz, yo sólo pido paz.
Hagamos que este mundo sea uno,
un hogar más seguro.
Y haz, que nazca una ilusión,
que apague el fuego en las trincheras.
Y diga adiós a las guerras.

Oración por la Justicia y la Paz


Señor, tú dijiste que cuantos trabajan por la paz serían llamados hijos e hijas  de Dios;
Concédenos entregarnos sin descanso a instaurar en el mundo la única justicia que puede garantizar a los hombres y mujeres la verdadera paz.

Señor, que con tu amor paternal gobiernas el mundo, te rogamos que todos los hombres a quienes diste un idéntico origen, constituyan una sola familia en la paz y vivan siempre unidos por el amor fraterno.

Señor, creador del mundo, bajo cuyo gobierno se desarrolla la marcha de la historia; atiende nuestras súplicas y concede la paz a nuestros tiempos difíciles.

Señor de la Paz, tú eres la misma justicia: por eso el hombre violento no te comprende ni el corazón cruel te acepta; haz que los buenos perseveren en el bien y los que están enfrentados recuperen la paz con el olvido del odio…Amén

Soñamos con la paz

Somos los niños y jóvenes que integrarán la sociedad del siglo XXI y soñamos con un planeta en armonía entre las gentes y paz entre los pueblos.

Soñamos que llegará el día en que las fronteras marcarán sólo los antiguos reinos en los que se gestó una lengua y una cultura, pero no serán ya más los filtros con que unos hombres excluyamos de nuestro lado a otros hermanos nuestros.

Soñamos con el día en que los recursos de la tierra permitan a cada pueblo su propio desarrollo, cesen las explotaciones de los más fuertes sobre los más débiles y el desarrollo y la cultura sean los fundamentos de la vida de las naciones en paz.

Soñamos con que llega ya el día en que, superados los extremismos sexistas, hombres y mujeres por fin hemos madurado en tolerancia y nos miramos con ojos de total respeto y buena acogida.

Soñamos con el día en que nuestras valoraciones no tendrán en cuenta el sexo ni las razas sobre la tierra, porque la máxima importancia consistirá en ser persona humana.

Soñamos con el día en que los corazones de todos nosotros hayan superado los recelos, las envidias y las desconfianzas y en los patios de nuestras escuelas no se conozcan nunca más las peleas ni las amenazas.

Soñamos con el día en que todos los hogares sean el espacio donde los adultos cada día recobran la bondad interior y la ternura y nosotros los pequeños desarrollamos unos ojos limpios y un corazón fuerte.

Soñamos con el día en que sea necesario borrar del diccionario palabras como terrorismo, violación, narcotráfico, esclavitud... porque, después de haber caído en desuso, carecen ya de significado.

Soñamos que llegará un hermoso día en el que las montañas y los bosques, los mares y los peces, el aire, las plantas, los animales y el hombre serán pureza y armonía natural.

SOÑAMOS CON ESTE HERMOSO DÍA PORQUE LO QUEREMOS,
PORQUE EL INSTINTO DE VIDA NOS DICE QUE LO NECESITAMOS,
PORQUE DE NOSOTROS DEPENDE Y CADA DÍA SOMOS MÁS Y MÁS LOS QUE NOS
ESTAMOS CONVENCIENDO.

QUE LLEGUE PRONTO EL DÍA EN QUE TODOS, 
AL LEVANTAR LA VISTA, VEAMOS UN MUNDO NUEVO DONDE PONGA ¡SOLIDARIDAD Y LIBERTAD!

El abrazo de Jesús


El ayer es historia

¿Cuándo fue que empezamos a ser amigos? no lo sé...
Con los amigos es algo que realmente sobra,
no importa el momento exacto, la hora, el día en que los conoces,
solo importa que a través de esos años meses y días vas construyendo momentos inolvidables...
Con el presente construyes las anécdotas del ayer,
recuerdas tal o cual fecha por sucesos importantes pasados a su lado,
pero no tienes la presión de recordar que en un día exacto
fue que empezaste a ser amigo de alguien... Es más, tal vez al principio te caía mal, o no pensaste que algún día podrías llevarte bien conmigo, o con la persona que hoy es tu gran amigo.
Estuve pensando en todo ello, y bueno, no importa si los conozco de hace diez, veinte,  años o unos cuantos meses... lo importante es que en ese mismo tiempo,
se ha ido construyendo la confianza, el respeto, la tolerancia, el cariño...
¡Cuantos años cuesta el construirlos y qué pronto se pueden perder!
No te envío esto en una fecha especial, pues como ya dije, eso sale sobrando, te lo envío sólo porque ayer, mañana, pero sobre todo HOY
te considero mi amigo, amigo que quiero muchísimo
y con quien me encanta convivir... Hoy te envío un enorme abrazo.
¡Que la vida te sonría SIEMPRE!
RECUERDA QUE CADA VEZ QUE SONRIES, SE BORRA UNA TRISTEZA Y SE ILUMINA UNA ESPERANZA
Muchas personas entrarán y saldrán de tu vida;
¡pero sólo verdaderos amigos dejaran huellas en tu corazón!
¡Para manejarte a ti mismo, usa la cabeza;
para manejarte con los demás... usa tu corazón!...
El enojo es solo una carta de peligro.
Si alguien te traiciona una vez, es su falta;
si te traiciona dos veces, es tu falta.
Las grandes mentes discuten las ideas;
mentes promedio discuten los eventos;
mentes pequeñas discuten a las personas.
El que pierde dinero, pierde mucho;
el que pierde a un amigo, pierde mucho más, el que pierde la fe, pierde todo.
Las personas jóvenes bonitas, son accidentes de la naturaleza,
pero las personas adultas bonitas, son obras de arte.
Tal vez no vivirás lo suficiente para aprender todo de ti mismo ...
Los amigos, tu y yo...Tu traes otro amigo...;
Y ahora somos tres... Nosotros empezamos nuestro grupo,...
nuestro circulo de amigos... Y como es un circulo?... ¡No hay ni principio ni fin!
¡El ayer es historia, el mañana es; misterio!
¡El hoy es un regalo, que llamamos presente!

Concédenos la paz

Concédenos la paz que
ROMPA nuestro silencio en medio de la violencia
y resonarán las voces proféticas

Concédenos la paz que nos
DERRIBE de la torre de nuestro orgullo
y aprenderemos a lavar los pies del prójimo

Concédenos la paz que nos
VACÍE del odio y la intolerancia
y convertiremos los fusiles en guitarras, y cantaremos

Concédenos la paz que
CIERRE nuestras bocas cuando hablemos demasiado
y aprenderemos a escuchar y comprender a los demás

Concédenos la paz que
PERTURBE nuestra apatía
y bailaremos juntos bajo el sol

Concédenos la paz que
INFLAME nuestros corazones aletargados
y seremos llama permanente que haga brillar el amor y la justicia

Seamos palomas mensajeras... de Paz


Bienvenidos a un mundo mejor

















Seamos constructores de paz


viernes, 6 de enero de 2017

Vivir el domingo: Bautismo de Jesús

MATEO 3, 13-17
Entonces llegó Jesús desde Galilea al Jordán y se presentó a Juan para que lo bautizara. Juan intentaba disuadirlo diciéndole: - Soy yo quien necesita que tú me bautices, y ¿tú acudes a mí? Jesús le contestó: - Déjame ya, que así es como nos toca a nosotros cumplir toda justicia. Entonces Juan lo dejó.  Jesús, una vez bautizado, salió en seguida del agua. De pronto quedó abierto el cielo y vio al Espíritu de Dios bajar como paloma y posarse sobre él,  y una voz del cielo dijo: - Éste es mi Hijo, el amado, en quien he puesto mi favor.

UNA NUEVA ETAPA

Antes de narrar su actividad profética, los evangelistas nos hablan de una experiencia que va a transformar radicalmente la vida de Jesús. Después de ser bautizado por Juan, Jesús se siente el Hijo querido de Dios, habitado plenamente por su Espíritu. Alentado por ese Espíritu, Jesús se pone en marcha para anunciar a todos con su vida y su mensaje la Buena Noticia de un Dios amigo y salvador del ser humano.
No es extraño que, al invitarnos a vivir en los próximos años «una nueva etapa evangelizadora», el papa nos recuerde que la Iglesia necesita más que nunca «evangelizadores de Espíritu». Sabe muy bien que solo el Espíritu de Jesús nos puede infundir fuerza para poner en marcha la conversión radical que necesita la Iglesia. ¿Por qué caminos?
Esta renovación de la Iglesia solo puede nacer de la novedad del Evangelio. El papa nos invita a escuchar también hoy el mismo mensaje que Jesús proclamaba por los caminos de Galilea, no otro diferente. Hemos de «volver a la fuente para recuperar la frescura original del Evangelio». Solo de esta manera «podremos romper esquemas aburridos en los que pretendemos encerrar a Jesucristo».
El papa está pensando en una renovación radical «que no puede dejar las cosas como están; ya no sirve una simple administración». Por eso nos pide abandonar el cómodo criterio pastoral del «siempre se ha hecho así» e insiste una y otra vez: «Invito a todos a ser audaces y creativos en esta tarea de repensar los objetivos, las estructuras, el estilo y los métodos evangelizadores de las propias comunidades».
Francisco busca una Iglesia en la que solo nos preocupe comunicar la Buena Noticia de Jesús al mundo actual. «Más que el temor a no equivocarnos espero que nos mueva el temor a encerrarnos en estructuras que nos dan una falsa contención, en normas que nos vuelven jueces implacables, en costumbres donde nos sentimos tranquilos, mientras afuera hay una multitud hambrienta y Jesús nos repite sin cansarse: Dadles vosotros de comer».
El papa nos llama a construir «una Iglesia con las puertas abiertas», pues la alegría del Evangelio es para todos y no se debe excluir a nadie. ¡Qué alegría poder escuchar de sus labios una visión de Iglesia que recupera el Espíritu más genuino de Jesús rompiendo actitudes muy arraigadas durante siglos! «A menudo nos comportamos como controladores de la gracia y no como facilitadores. Pero la Iglesia no es una aduana, es la casa del Padre, donde hay lugar para cada uno con su vida a cuestas».

José Antonio Pagola

martes, 3 de enero de 2017

Los Reyes Magos también escriben

Hemos leído todas cartas de este año. Nos ha sorprendido y nos ha conmovido ver que todos estáis pidiendo lo mismo. Y hemos decidido que si, que lo tendréis. Os traemos la felicidad (puede ser la alegría, la libertad, la esperanza, el amor, la amistad...).
¿Una felicidad plena y total? No, porque no existe felicidad plena y total: cabe conquistarla un poco cada día e ir mejorándola siempre.
El año 2017 tendréis felicidad, pero id haciéndoos a la idea de que en la situación alcanzada también encontraréis falta de felicidad.
Mirad también que la felicidad es un juguete muy caro y muy delicado. Un juguete, podríamos decir, con el que no se puede jugar. Mejor: más que un juguete es un instrumento, una herramienta, un estado del espíritu, una forma de ser.
No quisiéramos que se os deshaga entre los dedos. Por eso, os aconsejamos que os atengáis a este manual de instrucciones para que podáis poner en funcionamiento la felicidad que os regalamos:
No se os ocurra usarla para romperla en la cabeza de los demás.
No la destripéis para ver que hay dentro.
No le tengáis miedo, y por eso intentad usarla desde ahora.
No os canséis de ella a los cuatro días, como ha ocurrido otras veces con otros juguetes que habéis tenido.
No permitáis que nadie os la robe.
Dejad que juegue con ella todo el que quiera.
No estropeéis la que también llevaremos a otros.
No la pongáis en manos de inexpertos.
No pongáis dentro de su caja otras cosas que no sean la felicidad. No la confundáis.
No la guardéis escondida, pensando que se desgasta al usarla.
Haced que rinda lo más que podáis.
No le quitéis ninguna pieza, ya que sólo funciona entera.
Dadle buen trato y haced que os dure.

Si sabéis jugar con ella como se debe, el año que viene os traeremos más.
  
Melchor, Gaspar y Baltasar